Suscríbete







Si quieres estar al día de las novedades en tecnología y seguridad, suscríbete.
0
  • No hay productos en la cesta.

Suscríbete

6 consideraciones básicas antes de compartir nuestra WIFI

Comparte esto:

Ante la aparición de varias campañas ciudadanas para compartir el WiFi con el objetivo de dar respuesta a las necesidades educativas de los niños que no disponen en casa de conexión a Internet durante el confinamiento a causa del coronavirus (Covid-19), desde Kipmion Tecnología creemos conveniente compartir algunos puntos a tener en cuenta para hacerlo de la manera más segura posible. A pesar de ser iniciativas loables desde los punto de vista solidario, hay que tener presente que puede ser peligroso.

 

En este sentido queremos trasladar algunas consideraciones:

 

PRIMERA

Antes de nada, habría que evaluar si la persona con la que queremos compartir nuestra conexión dispone de móvil con tarifa de datos, y en caso afirmativo, que obtenga las extensiones gratuitas de datos que ofrecen las operadoras de móvil durante esta crisis. Así tendrá más capacidad para utilizar su móvil como punto de acceso y navegar por Internet usando su red de telefonía móvil.

 

SEGUNDA

Lee la letra pequeña de tu contrato de conexión a Internet. Es posible que no esté permitido compartir la línea o haya condiciones a cumplir para hacerlo. Además, si no tienes datos ilimitados no te olvides de advertirlo con quien compartas la red (puedes consultarlo llamando al servicio de atención al cliente de tu operadora).

 

TERCERA

Si optamos por compartir nuestro WiFi, recomendamos hacerlo únicamente con personas de total confianza y responsables. Nunca dejes tu WIFI sin contraseña (según una sentencia de la CMT de 2010, te convierte en suministrador de servicio público y pasa a ser ilegal). Tampoco pongas un rótulo en zonas comunes informando del usuario y contraseña para que se conecte el que quiera, ya que el problema es el mismo.

Además, hay que tener presente que entregar la contraseña de nuestro WiFi puede abrir la puerta a problemas de ciberseguridad, tanto internos (sustracción de datos personales), como externos (descarga de contenido ilegal; ataques realizados desde su red hacia el exterior, etc.). Si la persona invitada hace un mal uso, el responsable será siempre el titular de la línea, identificado por la dirección IP.

 

CUARTA

Se puede dar la circunstancia de que uno de los equipos esté infectado por un virus y esto pudiera dañar todos los dispositivos que hagan uso de la misma red WiFi. Debemos, pues, asegurarnos de que se hayan tomado previamente las correspondientes medidas de seguridad. Puede ser un buen momento para instalar, renovar o actualizar el antivirus en todos los dispositivos invitados, y ayudar a mejorar la higiene digital de los nuevos usuarios.

 

QUINTA

Para compartir nuestra conexión de forma adecuada es necesario configurar una red WiFi para invitados y especificar en tu instalación de Windows que la red es pública (por defecto está como privada).

 

SEXTA

En caso de querer compartirla y mientras dure esta situación, es recomendable cambiar la contraseña de la WIFI semanalmente. Esta debe ser larga, contener letras, números y algún carácter especial.

 

Resumiendo, compartir nuestra conexión de Internet con los vecinos puede ser algo útil e interesante en determinadas circunstancias, pero hay que tener en cuenta los problemas legales y de seguridad que puede acarrear. Hemos señalado algunos de los principales.

 

Comparte esto: