Suscríbete







Si quieres estar al día de las novedades en tecnología y seguridad, suscríbete.
0
  • No hay productos en la cesta.

Suscríbete

contraseñas mejores prácticas

Contraseñas #%$!@: 10 mejores prácticas

Comparte esto:
Nunca ha habido un mejor momento para reforzar tu seguridad con contraseñas más fuertes que el actual. Los servicios cloud, el teletrabajo, la movilidad, smartphones, … Una encuesta de Consumer Reports encontró que más del 50 por ciento de los adultos encuestados tienen seis o más cuentas en línea protegidas con contraseña. Otras investigaciones sugieren que para 2022 habrá más de 100 mil millones de contraseñas en línea en uso en todo el mundo. Cada una de estas cuentas es un objetivo potencial para los hackers, por lo que necesitas contraseñas más fuertes.

 

La investigación de Consumer Reports sugiere que la mala seguridad de los sitios web es una preocupación importante en toda la red, lo que facilita a los hackers obtener acceso a información altamente personal. simultáneamente, mejores herramientas de piratería y menores costes de piratería significan que hay más hackers que nunca.

 

Si bien no hay manera de garantizar que tus cuentas no serán hackeadas, una de las mejores líneas de defensa es crear contraseñas más fuertes.

 

10 consejos para contraseñas más fuertes

 

contraseñas mejores prácticas

 

He aquí cómo crear contraseñas más fuertes que te ayudarán a evitar a los actores maliciosos de la web:

 

  1. Nunca uses la misma contraseña para varias cuentas.
  2. No utilices términos de identificación personal.
  3. Evita usar palabras o frases comunes.
  4. Utiliza diferentes tipos de caracteres.
  5. Hazlo largo.
  6. Considera la posibilidad de deletrear las cosas mal.
  7. Utiliza la autenticación multifactor.
  8. Cambia sus contraseñas regularmente.
  9. Nunca guardes ni compartas contraseñas.
  10. Utiliza un administrador de contraseñas.

 

No te quedes en los titulares. Vamos a profundizar en cada estrategia para reforzar tus contraseñas.

 

1. Nunca uses la misma contraseña para varias cuentas

 

El uso de la misma contraseña en diferentes sitios facilita mucho las cosas al usuario pero es una manera segura de disminuir la seguridad de dicha contraseña. Si un hacker determina su contraseña para un sitio, estará equipado para hackear más de sus cuentas sin ningún trabajo adicional por su parte. La forma más sencilla de evitar este escenario desastroso es utilizar no sólo contraseñas más seguras, sino distintas para todas y cada una de las cuentas.

 

2. No utilices términos de identificación personal

 

Evidente pero aun ampliamente extendido. El uso del apodo de tu hijo, tu película favorita, el nombre de tu mascota y así sucesivamente en tus contraseñas hace que sea fácil recordarlos. Pero también los hace fáciles de hackear. Las contraseñas seguras no tienen vínculos personales. Ni nombres ni fechas.

 

Los hackers pueden averiguar estos detalles mediante la minería de tus perfiles de redes sociales, y las probabilidades de que la información de identificación personal será lo primero que intenten si están tratando de iniciar sesión en sus cuentas son muy elevadas. Evita usar esta información en las contraseñas y opta por algo que sea más difícil de adivinar en su lugar.

 

Siempre ten en cuenta lo que compartes online. Regalar demasiada información personal a través de tu presencia en las redes sociales hace que sea más fácil para los hackers obtener acceso a tus cuentas.

 

Muy bien, es hora de entrar en materia de lo que hacer para generar una contraseña más fuerte. Para crear contraseñas más seguras, ten en cuenta los siguientes consejos.

 

3. Evita usar palabras o frases comunes

 

En otras palabras, términos como «Contraseña«, «12345» y «qwerty» deberían estar prohibidos. Es más, algunos sistemas ya no permiten que el usuario utilice este tipo de contraseñas. También recuerda evitar el uso de información de fácil identificación, como el nombre de tu cónyuge, la fecha de tu boda y así sucesivamente.

 

4. Utiliza diferentes tipos de caracteres

 

En lugar de optar por sólo letras o sólo números, opta por una mezcla de caracteres, incluidos los símbolos de la parte superior de los números (¡”·$%&/()=?¿), números, letras mayúsculas y minúsculas, etc.

 

El uso de muchos tipos de caracteres diferentes hace que sea más difícil adivinar tu contraseña.

 

contraseñas mejores prácticas

 

Podría ser útil pensar en una frase en palabras y, a continuación, identificar lugares para agregar en diferentes caracteres. Por ejemplo, «Soy un fan de Umbrella Academy» podría convertirse en S0y1fandunbre11aAc@demI. ¡Irrompible!

 

5. Hazlo largo

 

La misma encuesta de Consumer Reports citada anteriormente encontró que el 29 por ciento de las personas que usan contraseñas para cuentas confidenciales utilizan una contraseña que tiene siete o menos caracteres. Esas son malas noticias, porque el informe también encontró que las contraseñas más largas tardan mucho más en descifrarse. Estamos hablando de una diferencia de semanas o incluso años… Opta por ocho caracteres como mínimo, aunque alrededor de 15 caracteres es lo más recomendable para generar contraseñas seguras.

 

6. Considera la posibilidad de deletrear las cosas mal

 

Los errores ortográficos intencionales pueden dificultar adivinar una contraseña. Por ejemplo, la palabra «fantástico» podría ser adivinable, pero la palabra «famstastico» sería más difícil de descifrar.

 

7. Utiliza la autenticación multifactor

 

A medida que el panorama de la seguridad digital evoluciona y las contraseñas más fuertes se vuelven menos seguras desde el punto de vista de la seguridad, la autenticación multifactor está ya siendo un estandard en seguridad de acceso y autenticación.

 

La autenticación de múltiples factores es un método de control de acceso informático en el que a un usuario se le concede acceso al sistema solo después de que presente dos o más pruebas diferentes de que es quien dice ser.

 

Por ejemplo, después de intentar iniciar sesión en tu cuenta, es posible que recibas un SMS en tu teléfono con un código que te permita completar el proceso de inicio de sesión. A menos que tengas la contraseña y el código de seguridad adicional, será imposible iniciar sesión. Habilitar la autenticación de dos factores puede hacer que sea mucho más difícil para los hackers acceder a tu cuenta.

 

8. Cambia tus contraseñas regularmente

 

Las contraseñas se degradan en calidad con el tiempo, porque cuanto más tiempo una contraseña está en uso, más tiempo los hackers tienen para intentar descifrarla. Mantente un paso por delante de los ciberdelincuentes cambiando tus contraseñas de forma regular.

 

Como regla general, es una buena idea cambiar todas sus contraseñas al menos cada tres meses. Asegúrate de no reutilizar nunca las contraseñas antiguas. Incluso las contraseñas más fuertes no te protegerán si no las proteges.

 

9. Nunca guardes ni compartas contraseñas

 

Nunca guardes tus contraseñas o marques la casilla «Recordarme» cuando estés usando un ordenador público. Mejor aún, intenta evitar iniciar sesión en cuentas personales a menos que estés en un dispositivo privado. Evita compartir tus contraseñas con otras personas siempre que sea posible.

 

Nunca compartas tu contraseña a menos que la compartas en persona con alguien en quien confíes profundamente. Si tienes una lista escrita de contraseñas que te ayude a recordarlas, evita almacenar esta lista en tu ordenador o teléfono.

 

contraseñas mejores prácticas

 

Debido a que los dispositivos electrónicos son hackeables, esto significa que potencialmente podrías poner todas sus cuentas en riesgo. Si debes mantener una lista de contraseñas, utiliza lápiz y papel y guárdala en un lugar seguro. Siempre que sea posible, evita anotar tus contraseñas más seguras.

 

10. Utiliza un administrador de contraseñas

 

Si estás luchando para administrar tus contraseñas más seguras (ahora que las tienes), considera usar un sistema de administración de contraseñas. Aquí hay un resumen de algunos de los mejores administradores de contraseñas.

 

Los gestores de contraseñas son servicios de terceros que suelen ofrecerte aplicaciones para diferentes plataformas, y que pueden ser gratuitos o de pago dependiendo de las opciones que se requiera. Además de almacenar tus contraseñas, estos servicios también te guían en las recomendaciones y mejores prácticas para mantenerlas.

 

Estas aplicaciones permiten guardar contraseñas para utilizarlas siempre que quieras, pudiendo cumplir así con el consejo de disponer de una contraseña diferente para cada servicio que tengamos y no utilizar siempre la misma contraseña, evitando el riesgo que ello conlleva.

 

Mantente alerta

 

Elaborar regularmente contraseñas más fuertes (además de tener que recordarlas) puede ser un verdadero dolor de cabeza. Pero tomarse el tiempo para crear contraseñas más fuertes es sin duda menos malo que tener que lidiar con las consecuencias de ser hackeado. Te aseguro que la sensación de saberse hackeado y que un desconocido campe por tu información a sus anchas es similar a encontrar la puerta de tu vivienda forzada y todos los cajones revueltos encima de la cama…

 

Sigue estos 10 consejos básicos para que las contraseñas más seguras te eviten daños mayores.

Comparte esto: