Suscríbete







Si quieres estar al día de las novedades en tecnología y seguridad, suscríbete.
Dispensador de Gel Hidroalcohólico

La importancia del desinfectante de manos en el lugar de trabajo

Comparte esto:
Debido a los muchos cambios y restricciones que siguieron a la pandemia de COVID-19, nunca ha sido más importante garantizar la seguridad de los clientes y empleados ofreciéndoles la oportunidad de desinfectarse las manos al entrar y salir de oficinas, supermercados, tiendas, aeropuertos, centros comerciales y muchos otros lugares.

 

El mundo está cambiando y buscamos actuar de manera correcta y preventiva ahora y en el futuro, por lo tanto, es importante pensar en las mejores prácticas a la hora de proporcionar un dispensador de desinfectante de manos profesional.

 

Los trabajadores y sus manos

 

A lo largo de cualquier día laboral, los empleados usan sus manos para redactar informes, preparar comida, ensamblar productos, abrir puertas y mucho más. Todas estas actividades exponen las manos a gérmenes y bacterias. Teniendo en cuenta que el 80 por ciento de todas las infecciones se transmiten a través de las manos, y la COVID-19 es un triste ejemplo de ello, es fundamental implementar un programa de higiene de manos eficaz en el trabajo.

 

La afluencia de trabajadores y clientes hace que el lugar de trabajo, bien sean oficinas, comercios, escuelas, etc., sea un semillero de gérmenes y bacterias.

 

Cada año, la gripe cuesta a las empresas cantidades ingentes de dinero en costes directos de hospitalizaciones y visitas ambulatorias para adultos. Y la temporada de gripe de este año será peor de lo normal…

 

lavar manos

 

El cumplimiento de la higiene de manos adecuada es actualmente un requisito que ha llegado para quedarse, más allá de lo que pueda durar la pandemia del coronavirus. Si bien lavarse las manos con agua y jabón es la mejor manera de asegurarse de que estas quedan limpias adecuadamente y se eliminan los gérmenes, no siempre es una opción viable. Como sabemos, existe una solución sencilla: desinfectante de manos o gel hidroalcohólico. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el desinfectante de manos es una de las mejores herramientas disponibles para evitar enfermarse y propagar el virus.

 

Al colocar desinfectante de manos en lugares estratégicos de la oficina, comercios, escuelas y otras áreas de alto tráfico, puede alentar a los empleados a mejorar su higiene de manos y hacer de la oficina un entorno de trabajo más saludable.

 

Ubicaciones clave para desinfectante de manos

 

Las organizaciones que fomentan el uso regular de desinfectantes para manos tienden a tener trabajadores más saludables. Un estudio presentado en BMC Infectious Diseases encontró que los trabajadores de oficina alentados a usar un desinfectante de manos a base de alcohol al menos cinco veces cada día, tenían aproximadamente dos tercios menos de probabilidades de enfermarse que aquellos que continuaron simplemente lavándose las manos.

 

gel desinfectante

 

Una reciente encuesta encontró que, si bien el 92% de los encuestados cree que es importante lavarse las manos después de usar un baño público, sólo el 66% lo cumple. Más de un tercio de los encuestados admitieron no usar jabón y enjuagarse con agua. Esto hace que sea muy importante proporcionar desinfectante para manos en el baño. Si los empleados tienen prisa y no piensan en detenerse y enjuagarse con agua y jabón, proporcionar una opción de respaldo cerca de los lavabos y en las puertas asegura que los gérmenes no escapen del baño.

 

La mejor manera de recordar a los empleados que usen desinfectante de manos es haciéndolo fácilmente accesible y siempre a la vista.

 

Es importante colocar desinfectante de manos cerca y alrededor de superficies de alto contacto y áreas comunes, que incluyen:

 

Entradas y salidas

Un solo pomo de la puerta podría ser la causa de un contagio generalizado en el lugar de trabajo. De hecho, una nueva investigación mostró que, en un plazo de dos a cuatro horas, un virus colocado en el pomo de una puerta fue contraído por el 40 al 60 por ciento de los trabajadores y visitantes dentro de la instalación. Además de desinfectar con frecuencia los pomos de las puertas, los interruptores de luz y otras superficies de alto contacto dentro del lugar de trabajo, asegúrese de proporcionar también una estación de desinfección de manos cercana para limitar la propagación de infecciones.

 

Cafeterías, office y salas de descanso

Y si los alimentos se consumen con las manos plagadas de gérmenes, es fácil digerir los gérmenes e infectarse con varias enfermedades. Uno de los puntos calientes con más gérmenes en una oficina es la sala de descanso y la cocina, según un estudio de NSF International. Aunque el desinfectante de manos no reemplaza a quienes preparan alimentos, puede ayudar a eliminar ciertos gérmenes.

 

Salas de reuniones

Las salas de reuniones a menudo están llenas de empleados, clientes y otros visitantes que intercambian documentación, intercambiando gérmenes y posibles virus. Al proporcionar a los invitados y empleados una estación de desinfección de manos de fácil acceso, ya sea cerca de la puerta o en la mesa, les permite proteger sus manos contra los gérmenes antes y después de la reunión.

 

Escritorios de empleados

Los escritorios, teléfonos, teclados y ratones de ordenadores y portátiles son puntos clave de transferencia de gérmenes porque la gente los toca con mucha frecuencia. Teniendo en cuenta que los empleados pasan la mayor parte del día en sus mesas, donde a menudo también comen, beben e incluso tosen y estornudan, los escritorios se convierten en “un campo minado de virus” que pueden vivir en este tipo de superficies hasta tres días. Colocar desinfectantes de manos individuales en los escritorios mantiene la higiene de las manos al alcance.

 

Zonas de alta concurrencia

También es importante proporcionar desinfectante para manos o gel hidroalcohólico fuera de la oficina. Las áreas de alto tráfico como terminales de aeropuertos, tiendas, colegios, pasillos de centros comerciales y centros recreativos deben ofrecer estaciones de higiene de manos para garantizar que los visitantes se mantengan lo más saludables posible. Esto no sólo mantiene limpias las áreas de alto tráfico, sino que también ayuda a mejorar la imagen del comercio, tienda, colegio o centro comercial, contribuyendo a crear una moda o costumbre que beneficia a todos.

 

Mostradores, recepciones y cajas registradoras

En un reciente estudio, los investigadores sacaron billetes de un banco y descubrieron cientos de especies de microorganismos que viven en ellos. Investigaciones adicionales han encontrado patógenos como E.coli, salmonella y staphylococcus aureus en el papel moneda, todos los cuales podrían conducir a enfermedades graves, sin descartar la persistencia que el virus del coronavirus puede tener en este tipo de superficies. Después de manejar dinero en efectivo, es crucial lavarse las manos, especialmente si está a punto de consumir alimentos poco después. Mantener desinfectante de manos cerca de las áreas de transacción, como el mostrador de salida de la cafetería, recuerda a las personas que deben participar en la higiene de manos cuando más se necesitan.

Dispensador de Gel Hidroalcohólico

Selección del dispensador de gel correcto

 

La ubicación del dispensador, el tipo de trabajo que se realice, incluso la imágen que se quiera transmitir, influirán en gran medida a la hora de seleccionar el dispensador de gel más adecuado. En ocasiones no hay acceso a la corriente para una instalación que requiere toma de luz. Otras veces se quiere evitar todo contacto con la botella de gel y utilizar un dispensador con detector de infrarrojos o un pedal de pie. Estas son algunas recomendaciones a la hora de elegir:

 

Automático con bomba, pedal o sensor de proximidad

Un dispensador desinfectante con función de bomba significa que debe presionar el dispensador usted mismo o pisar un pedal para que salga el líquido desinfectante. Si el dispensador tiene un sensor incorporado, puede detectar el movimiento y liberará el líquido cuando se coloque una mano debajo de la boquilla.

 

Dispensador de suelo o de pared o independiente

El dispensador de desinfección puede montarse en una pared o simplemente colocarse en el piso (de pie). La capacidad del dispensador generalmente varía mucho dependiendo de si es un dispensador de piso montado o independiente.

 

Gel, alcohol o espuma

Algunos dispensadores de desinfección son adecuados para gel/alcohol, mientras que otros son adecuados para espuma. Es una cuestión de preferencia y precio si se prefiere uno u otro tipo de desinfectante. Pero siempre asegúrese de usar líquidos/geles desinfectantes aprobados o espumas de proveedores serios.

 

Diseño

Dependiendo de la ubicación deseada del dispensador, el diseño puede jugar un papel crucial. El diseño es funcional y estético. Las empresas, instituciones y negocios más grandes a menudo desean que el diseño siga los principios de imagen y marca únicos de la empresa.

 

Batería o fuente de alimentación

Los dispensadores de desinfección funcionan con batería o están conectados a la red eléctrica principal. Con la versión alimentada eléctricamente, habrá cables alrededor del dispensador de desinfección, mientras que el que usa una batería debe mantenerse con baterías nuevas una vez que se agoten las viejas. Los dispensadores de alta capacidad tienden a tener una capacidad de batería bastante pequeña, aunque con algunas excepciones. Los modelos de actuación mecánica, como pedales, són una buena alternativa.

 

Modelo interior o exterior

Dependiendo de dónde se coloque el dispensador de desinfectante, por ejemplo, frente a la entrada de la empresa, comercio, oficina…, tiene la opción de elegir un modelo fabricado con materiales resistentes a la intemperie y fáciles de limpiar.

 

Ajuste del volumen de líquido

La cantidad típica de alcohol/gel que se expulsa es de 1 ml o 2 ml. Algunos dispensadores de desinfección le permiten ajustar la dosis a la cantidad deseada, pero las autoridades sanitarias recomiendan 2 ml.

 

Capacidad de líquido / gel y lo fácil que es rellenar

La capacidad líquida del líquido desinfectante en el recipiente varía, y algunos dispensadores contienen hasta 5 litros de alcohol/gel. La gran mayoría de dispensadores permiten una menor capacidad de alcohol/gel y, por lo tanto, el alcohol/gel debe rellenarse con bastante regularidad.

 

Selección del desinfectante para manos correcto

 

Si bien proporcionar desinfectante de manos en lugares clave en todo el lugar de trabajo es esencial para combatir las enfermedades y el ausentismo de los empleados, igualmente importante es proporcionar el tipo correcto de desinfectante. Asegúrese de usar un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos un 70% de alcohol. El porcentaje de alcohol más alto generalmente se traducirá en una mayor eficacia. Busque productos con una tasa de muerte (kill rate) mínima de 5-log (99,999%), que son 100 veces más efectivos que los desinfectantes de 3-log (99,9%).

 

Considere el uso de desinfectantes en espuma para manos, ya que el 84% de los adultos prefieren el desinfectante en espuma. También es mejor usar desinfectantes que contengan humectantes para prevenir la sequedad de la piel y que no contengan perfumes ni colorantes para reducir las posibles reacciones alérgicas e irritaciones de la piel.

 

gel hisroalcohólico

 

Fomentar la higiene de las manos

 

Un programa completo de higiene de manos va más allá de proporcionar los productos adecuados. Si bien tener dispensadores y botellas de desinfección de manos montados en la pared en superficies dentro y cerca de los puntos calientes de gérmenes es esencial para mejorar la salud de sus trabajadores, sólo es beneficioso si los trabajadores los usan regularmente.

 

Proporcione carteles, folletos, boletines internos y paneles de información cerca de los dispensadores con recordatorios para lavarse las manos y ofrezca datos rápidos y fáciles sobre la higiene de las manos. Estos materiales también deben incluir información sobre cómo usar y aplicar correctamente el desinfectante de manos, para garantizar que se use la cantidad correcta y se extienda para cubrir todas las superficies de ambas manos. Además, los empleadores deben ofrecer seminarios y reuniones educativas durante todo el año para enseñar y recordar a los empleados cómo pueden mejorar su salud con las mejores prácticas de higiene de manos.

 

Como empleador, es importante liderar el cambio con un ejemplo. Anime a los trabajadores a usar desinfectante con frecuencia haciéndolo usted mismo. No olvide abastecerse de repuestos para la higiene de las manos durante la temporada de resfriados y gripe. Por último, es importante recordar a los trabajadores que se tomen los días de baja necesarios cuando sea preciso mantener los gérmenes lejos de la oficina y de otros trabajadores sanos.

 

Desinfección del lugar de trabajo

 

El uso de desinfectante de manos reduce los recuentos microbianos y mata muchos gérmenes dañinos que podrían infectar a los trabajadores con la gripe y otros virus, entre ellos el coronavirus actual. Para mantener el lugar de trabajo en un entorno saludable y próspero, es fundamental que los empleadores tengan en cuenta la salud de sus empleados. Proporcionar desinfectante para las manos a los empleados, en los escritorios y en las áreas comunes, es tan esencial como proporcionar el equipo y las herramientas adecuados para hacer su trabajo.

 


Artículos que te pueden interesar…

 

Comparte esto: