Suscríbete







Si quieres estar al día de las novedades en tecnología y seguridad, suscríbete.
0
  • No hay productos en la cesta.

Suscríbete

migrar a la nube

¿Te mudas a la nube? 13 pasos para optimizar el ahorro y la eficiencia

Comparte esto:
En los últimos años, muchas empresas han trasladado sus redes y almacenamiento a la nube pública. A lo largo de la pandemia, el rápido cambio hacia el trabajo remoto y el deseo de reducir los costes de TI han empujado a las empresas que aún no habían migrado a la nube a hacerlo rápidamente.

 

El uso de la nube puede traer múltiples beneficios cuando se hace correctamente; sin embargo, si este movimiento se realiza a toda prisa, es posible que no estés optimizando tus ahorros de costes y eficiencia. Para ayudarte a meditar sobre estos conceptos, te planteamos 13 reflexiones y algunas estrategias que las empresas pueden utilizar para aprovechar al máximo sus entornos en la nube.

 

1. Compromiso de ahorro de potencia de uno a tres años.

 

Después de la pandemia, las organizaciones deben considerar migrar todos sus servicios locales a la nube. Un paso que las empresas deben dar para optimizar el ahorro de costes es monitorear y calcular el uso de energía durante tres a seis meses. Basándose en este uso, las empresas deben considerar comprometerse a usar una cantidad específica de potencia informática durante uno o tres años para bloquear los ahorros a largo plazo con su proveedor de nube.

 

 

2. Evaluar posibles amenazas de ciberseguridad.

 

Sentar las bases de la ciberseguridad en la nube desde el principio para evitar problemas y dolores de cabeza más adelante. Las empresas se apresuran a la nube pública por razones obvias, pero necesitan evaluar los tipos de amenazas de ciberseguridad que podrían enfrentar en la nube y tomar las precauciones adecuadas. Las organizaciones sanitarias, por ejemplo, deben cumplir con normativa exigente en materia de protección de datos y proteger cuidadosamente los datos de los pacientes en la nube.

 

3. Configure un firewall, anti-malware y actualizaciones automatizadas.

 

Tenga un firewall probado y configurado correctamente en su(s) ubicación(s). El firewall no tiene por qué ser tan costoso o complejo como lo sería en un entorno de oficina tradicional, pero debe ser algo más que el producto típico de nivel de consumidor. Complementando el firewall, implemente anti-malware y actualizaciones automatizadas. Si bien son básicos, estos pasos son absolutamente esenciales siempre y cuando persista el trabajo desde casa.

 

teletrabajo

 

4. Elija un entorno de nube híbrida o multinube.

 

Para optimizar la eficiencia de los entornos en la nube, es importante que las empresas tomen una estrategia de inversión en nube híbrida o multinube. Las organizaciones pueden diversificar el riesgo, tener la flexibilidad de innovar y evitar perder las ventajas de los mejores productos de su clase en un área funcional específica.

 

5. Complemente la seguridad con soluciones de backup y recuperación.

 

Establecer una infraestructura de TI fiable y una estrategia de administración de datos en la nube es clave para optimizar los entornos en la nube y, al mismo tiempo, garantizar que el activo más valioso (sus datos) permanezca seguro. Esta estrategia debe complementarse con soluciones que admitan backup, replicación y recuperación eficaces para mantener el acceso completo a la información en cualquier momento, desde cualquier lugar, para impulsar las operaciones empresariales.

 

Soporte informatico profesional

 

6. Piense holísticamente cuando se trata de aplicaciones.

 

Al seleccionar aplicaciones en la nube para su empresa, piense holísticamente. Deben trabajar juntas para ser más que la suma de sus partes. De lo contrario, termina con aplicaciones y datos silos que crean sobrecarga para TI e ineficiencia para los empleados. Planifica con anticipación la interoperabilidad y la integración y elige aplicaciones que permitan automatizar flujos de trabajo y acelerar el trabajo en lugar de retenerlo.

 

7. Distribuye dinámicamente las cargas de trabajo en la nube.

 

Las empresas deben hacer que sus equipos de red optimicen las operaciones en la nube mediante el uso de un moderno sistema de dirección de tráfico de aplicaciones para distribuir dinámicamente cargas de trabajo en función del rendimiento y los factores de costo. Para hacer esto de forma eficaz, debes tener una visibilidad clara del uso de recursos en la nube, idealmente agregados a una sola vista como parte de una plataforma de monitorización.

 

8. Intenta que tus aplicaciones sean nativas de la nube.

 

La computación en la nube requiere una mentalidad diferente a la informática local tradicional. Un enfoque de elevación y cambio de las cargas de trabajo rara vez está optimizado para costes. Si se trata de un nuevo desarrollo, intenta que las aplicaciones sean nativas de la nube. De lo contrario, los equipos de TI deberán tomarse el tiempo para migrar esas aplicaciones con el fin de usar funcionalidades nativas de la nube, como escalado automático de recursos y servicios administrados.

 

9. Implementar capacidades de supervisión y administración.

 

Las empresas tienen que implementar una capacidad de supervisión y administración multinube. La mayoría de las empresas aprovecharán más de una nube. La capacidad de abordar proactivamente posibles problemas en la nube antes de que se conviertan en grandes dolores de cabeza es crucial. Las empresas tienen que supervisar y gestionar rigurosamente estos nuevos recursos y procesos TI.

 

Inteligencia Artificial

 

10. Vaya a escritorios en la nube.

 

Mover los escritorios de los usuarios a la nube es una forma eficaz de habilitar el trabajo remoto. Los escritorios en la nube permiten a las organizaciones «ampliar» sus requisitos según sea necesario para garantizar la continuidad del negocio y la satisfacción del usuario. Pero asegúrese de que tiene una estrategia de migración para los perfiles de usuario y los requisitos de la aplicación. Una vez asegurado esto, estará todo listo para aprovechar los ahorros que pueden ofrecer los escritorios remotos.

 

11. Seguimiento de la utilización y apagado de recursos.

 

Mide la adopción y realiza un seguimiento y supervisión de la utilización. Etiqueta cada instancia para asegurarte de que los costes están alineados con la oferta, esto también te permitirá saber qué equipo está aumentando los costes y cuáles no. La mayoría de los recursos en la nube están a la carta, así que, si no se están utilizando, apágalos. Observa los costes de la red, ya que pueden sumar rápidamente. Algunos proveedores de nube cobran por los costes de red entre instancias; otros no.

 

12. Hacer cumplir el acceso basado en roles.

 

Una forma de optimizar los costes es aplicar acceso basado en roles o bloqueos en la entrega de recursos. Esto garantiza que sólo las personas adecuadas puedan acceder a determinados recursos en la nube, minimizando el riesgo de accesos en la sombra. Además, a medida que las empresas adoptan más cargas de trabajo basadas en la nube, notificar a todas las partes interesadas de ineficiencias de gasto y optimizarlas continuamente conduce a resultados más rápidos y económicos para el negocio.

 

13. Aproveche una solución SASE (Secure Access Service Edge).

 

Con la aceleración rápida de la adopción de la nube, las soluciones de seguridad obsoletas y dispares creadas únicamente para casos de uso locales no son aptas para proteger la fuerza de trabajo remota. Para una seguridad integral en la nube, las empresas pueden aprovechar una solución de borde de servicio de acceso seguro que garantiza una facilidad de uso consolidada, rentabilidad y seguridad total para cualquier transacción en la nube.

Comparte esto: